05
JUN
2017

POESIA, CITAS Y PROVERBIOS



A la Virgen del Carmen

Iba la noche, con su manto,
cubriendo la luz del día
y, Nuestra Señora del Carmen,
se encontraba junto al mar,
sobre una barca, rezando,
orando por los que no oran...
Siempre, siempre, la Virgen, rezando.
Y, yo, mientras tanto,
-al notar el murmullo de sus labios-
¿qué decía?:
Ay, Señora de las 12 estrellas,
dadme a mí un poco de ciencia,
algo de sabiduría,
para entender esta vida.
¡Madre, santa, sed mi guía!.
Y, al punto,
volvió a mi corazón la esperanza
y se llenó de alegría,
tan solo con implorarla.
Luego me indicó con su mano
dónde se halla el tesoro,
dónde la fuente de vida,
y el sentido de mis pasos 
hacia donde encaminarlos:
Es su Hijo, nuestro hermano.
María se acerca al oído
y me susurra bajito
que le lleve a su Hijo amado
un cántaro de agua
y lo convertirá en vino,
nos colmará de alegría
y nos librará del pecado...
Es el buen gusto,
la inocencia de María
lo que hace que su Hijo
obre el milagro.
Gracias, Señor,
Gracias, María.
Aprendamos la lección:
Lo mismo que hace la Virgen,
rezar y rezar,
lo hemos de hacer tú y yo
y entonces vendrá la PAZ
al mundo y a tu corazón.
 
Eugenio Sánchez Sánchez, M.Id.
Palma, 18 de diciembre de 2016
 
 
 
 
 
 
 
 
"Se te impone, pues, de una vez por todas, un breve precepto: Ama y haz lo que quieras; si te callas, calla por amor; si hablas, hazlo por amor; si corriges, corrige por amor; si perdonas, perdona por amor. Esté en ti la raíz del amor, puesto que de esa raíz no puede proceder sino el bien". (San Agustín)

 
"No te acerques al prójimo
con la rutina de siempre.
    Sorpréndelo.
Verás cómo entrega ojos dichosos
y, luego, lejos de ti...
    recitará tu nombre". (Fernando Rielo, Transfiguración, p. 47)
 

"El bien no hace ruido. Y el ruido no hace bien".
(Madre Teresa de Calcuta)


**********************************************

La vida: Un tesoro escondido en el cuenco de tu mano

"El secreto de Dios te es entero con sólo ames a una hoja seca maltratada por el viento".(Fernando Rielo, Transfiguración, p. 140)

Tiene encanto la vida,
cada gesto, toda brizna,
aquella mirada perdida
o el perfume de un almendro en flor...
¡Cómo medir la emoción,
el timbre de las palabras,
los espacios de silencio,
la dulzura de la niña de tus ojos...!
¿Hasta dónde se proyectan
las gotas del rocío en la mañana,
la belleza despertando en primavera,
el trino de las aves,
tu mano abierta...?
Poco necesita un ser humano
para colmar el ansia del corazón:
Tan sólo una sonrisa,
sentirse acompañado,
que alguien diga tu nombre,
una mirada limpia,
poner sobre tu ojal una flor,
un beso en la mejilla...
Y, esto ¿alguien lo duda?
Esto es Amor.


Eugenio Sánchez Sánchez, M. Id.
Palma-Illes Balears, 9 de abril de 2011.

 


 


Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared